Las y los artistas tienen el poder de efectuar cambios. Su trabajo puede inspirar emociones, crear reacciones y llegar a la gente con más eficacia que los discursos largos. La iniciativa Artistas contra la Tortura se lanzó por primera vez en 1992, cuando 19 artistas contemporáneos (entre ellos Jasper Johns, Georg Baselitz, Not Vital y Max Bill) unieron esfuerzos para producir un portafolio de litografías.

Hoy, la APT en conjunto con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), está reviviendo esta gran iniciativa y ha creado una nueva asociación: Artistas contra la Tortura. La Asociación invitará a renombradas/os artistas contemporáneos a que donen una obra que transmita un fuerte mensaje contra la tortura. La difusión en torno a las obras y a las/los artistas permitirá movilizar a las personas y a los apoyos para la APT y el CICR.

Obra de arte por Donald Judd