Véronique De Keyser, Bélgica

Tras leer un informe sobre niños sometidos a inimaginables condiciones de detención y tortura en prisiones israelíes, la diputada europea Véronique De Keyser se dijo a sí misma que la Unión Europea no podía quedar de brazos cruzados:

"Éstas y otras atrocidades ocurren en países con los que colaboramos y con los que tenemos acuerdos. ¡Hay que actuar al respecto!"

Periódicamente, el Comité Parlamentario de Derechos Humanos, del que De Keyser es miembro, pone de relieve la situación de la tortura en países y contextos específicos. En esta ocasión, su iniciativa condujo a la elaboración del primer informe mundial del Parlamento Europeo, que tiene por objetivo contribuir a la erradicación mundial de la tortura. Un borrador del informe estaba disponible en noviembre de 2013:

"Esperamos obtener resultados a diferentes niveles. En primer lugar, esperamos lograr una mejor coordinación y una mayor visibilidad en la Unión Europea de la gravedad de las violaciones de derechos humanos que se cometen mediante tortura. En segundo lugar,esperamos emprender acciones concretas, tales como desplazar a delegaciones del Parlamento para que efectúen un monitoreo de los lugares de detención, aplicar el principio de no expulsión y ofrecer mayor protección a los grupos vulnerables."

La Unión Europea ha elaborado diversos instrumentos para luchar contra la tortura, incluidas unas directrices específicas de la UE sobre la tortura y un plan de acción sobre derechos humanos y democracia que incluye un apartado sobre tortura. Esperamos que el nuevo informe contribuya a impulsar la aplicación práctica de estas herramientas.

"Es cierto que la mayoría de informes clave en el Parlamento Europeo no cuentan con gran visibilidad en los medios de comunicación.Debemos mejorar nuestra colaboración con las ONG para lograr más progresos."

La APT y otras organizaciones líderes en la lucha contra la tortura, han acogido con beneplácito la iniciativa y han aportado sus observaciones al borrador del informe. Véronique De Keyser se muestra muy optimista sobre estas consultas con la sociedad civil:

"Las consultas me han aportado importantes sugerencias sobre lo que se puede hacer para avanzar hacia la erradicación de la tortura. Ha sido un trabajo efectivo y minucioso y hemos incluido la mayoría de sugerencias."