Ruth Ssekindi, Uganda

Tras años de esfuerzos por parte de diversos grupos locales e internacionales a favor de los derechos humanos, inclusive la APT, Uganda promulgó la Ley de prevención y prohibición de la tortura en 2012. Ruth Ssekindi, Directora de Denuncias, Investigaciones y Servicios Legales de la Comisión de Derechos Humanos de Uganda, prevé que la Ley contra la tortura contribuirá sobremanera a la erradicación de la tortura en el país:

"La Ley de prevención y prohibición de la tortura penaliza la tortura y los malos tratos y refuerza el respeto a la dignidad humana. No obstante, la aprobación de la Ley no era un fin en sí mismo. Ahora, nos centramos en la necesidad de velar por su correcta aplicación."

En febrero de 2013 la Comisión de Derechos Humanos de Uganda, junto con sus aliados, elaboró una hoja de ruta destinada a orientar el establecimiento de prioridades y a servir como herramienta para todas las partes interesadas que emprendan acciones y actividades necesarias para la aplicación de la Ley.

"El conocimiento de la Ley todavía es limitado. Los policías, fiscales, abogados, magistrados,jueces y organizaciones de la sociedad civil son los actores que se encargarán de la aplicación y, sin embargo, su conocimiento de las disposiciones de la Ley es muy limitado. Para nosotros, este es el mayor reto y, a la vez,la razón por la que debemos proseguir con nuestros esfuerzos en materia de formación."

Desde 2008, la APT ha sido una aliada clave de la Comisión de Derechos Humanos de Uganda, con quien ha colaborado en la redacción de la ley contra la tortura, además de ofrecer formaciones a distintos actores (diputados, abogados, jueces,policías, funcionarios penitenciarios y demás) y abogar por la ratificación del tratado de prevención de la tortura, el OPCAT.

"La alianza estratégica con la APT significa mucho para nosotros y apreciamos el compromiso, la transparencia y la confianza que ustedes han depositado en la Comisión de Derechos Humanos de Uganda."