Proteger los derechos

Contribuimos a proteger los derechos de todas las personas privadas de su libertad, llevando a cabo las siguientes acciones:

1. Visibilizar

Hacemos visibles las necesidades de protección de todas las personas privadas de libertad, y en particular de las personas en situación de vulnerabilidad.

Por ejemplo, organizamos una serie de simposios con expertos/as internacionales y Mecanismos Nacionales de Prevención (MNP) para permitirles debatir los retos a los que se enfrentan en la implementación de su mandato de prevención e identificar buenas prácticas con respecto a las situaciones de vulnerabilidad en detención:

Al tercer Simposio asistieron representantes de 15 MNP de diferentes partes del mundo, además de representantes de órganos de monitoreo de la detención internacionales y regionales, ONG y organizaciones intergubernamentales, así como expertos/as en derechos de las personas con discapacidad y en salud mental.

Aprovechamos todas las oportunidades, como foros internacionales, para llamar la atención sobre los riesgos de tortura y malos tratos enfrentados por ciertos grupos en situación de vulnerabilidad, y proponemos formas de reducir estos riesgos:

 

2. Juntar actores

Reunimos a todos los actores relevantes alrededor de la mesa para facilitar el diálogo y la búsqueda de soluciones.

Por ejemplo, organizamos un simposio sobre las salvaguardias procesales en las primeras horas de detención policial, al cual asistieron jueces, fiscales, abogados/as, policías y otros/as expertos/as de 11 países diferentes para analizar cómo se pueden entender e implementar las salvaguardias para prevenir más eficazmente la tortura:

Las y los expertos de 11 países diferentes examinaron las medidas esenciales cuyo impacto ha sido probado como importante a la hora de reducir el riesgo de tortura.

Organizamos también reuniones regionales para para facilitar el intercambio de experiencias y mejores prácticas entre Mecanismos Nacionales de Prevención (MNP):

 

3. Mejorar

Mejorarmos las leyes y las prácticas en la detención.

Por ejemplo, organizamos un seminario en Brasil que reunió a 50 jueces de 22 estados del país para proporcionar orientaciones a las y los jueces y entablar una conversación sobre cómo las audiencias de custodia pueden prevenir eficazmente la tortura y otras formas de malos tratos:

La Directora de la Oficina regional de la APT para América Latina, Audrey Olivier Muralt, y la representante brasileña de la APT, Sylvia Dias, durante el seminario celebrado en 2016 en Brasilia, al cual asistieron 50 jueces y juezas de 22 estados de Brasil (Photo: Luiz Silveira/Agência CNJ).

Nos esforzamos también por definir garantías jurídicas y procesales clave que se deberían conceder a todas las personas privadas de libertad y hacemos incidencia para que dichas garantías se consagren en una ley o incluso en la Constitución u otra Carta de Derechos: