Trabajando hacia el cambio en Paraguay

martes, 14 marzo 2017

La APT pasó una semana ocupada en Paraguay, para apoyar al Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura con el fortalecimiento de la institución, y para mejorar el seguimiento de las recomendaciones relativas a la custodia policial y a la prisión preventiva. La APT, también se reunió con autoridades que incluyeron al Ministerio de Justicia, sostuvo reuniones estratégicas con las organizaciones de la sociedad civil paraguayas, y participó en una mesa redonda con representantes de la policía y del Ministerio del Interior.

La visita de la APT a Paraguay, fue muy oportuna, ya que la mitad de los miembros del MNP (3 de los 6 miembros) renovarán su membresía a finales de 2017.  Durante tres días, facilitamos un taller para 20 personas, entre ellas las y los miembros y el equipo del MNP, para revisar la metodología de sus visitas a las estaciones policiales y para dar seguimiento a las recomendaciones dirigidas a las autoridades. En nuestro enfoque metodológico el “Camino hacia el cambio”, nos centramos en los cambios que los MNP identificaron como prioridad y diseñamos una estrategia para alcanzarlos.

El taller estuvo seguido por una reunión de trabajo entre el MNP y 30 representantes de las organizaciones de la sociedad civil y académicos. La reunión tuvo como objetivo explorar las formas concretas en las que la sociedad civil paraguaya puede interactuar con el MNP, y contribuir a la implementación de sus recomendaciones.

Finalmente, la APT participó en una mesa de discusión encabezada por el Vice Ministro del Interior, con la asistencia de oficiales de policía de alto nivel y del MNP para discutir sobre las salvaguardias clave. En particular, la implementación de los registros de la detención en la policía (como lo recomendó el Subcomité para la Prevención de la Tortura en su informe de visita en 2009) siendo un  tema ampliamente discutido. En la mesa redonda se discutió el próximo examen de Paraguay ante el Comité de la ONU contra la Tortura en julio de 2017.  Uno de los cambios positivos que se destacó fue la elaboración de un protocolo de intervención policial con adolescentes en conflicto con la ley penal. Este protocolo fue elaborado en 2016, pero su adopción formal no se ha realizado aún.