Prevenir la tortura en América Latina: una responsabilidad compartida

jueves, 9 octubre 2014

Los Mecanismos Nacionales de Prevención desempeñan un papel decisivo en la prevención de la tortura y otros malos tratos. Por lo tanto, es imprescindible que los gobiernos les apoyen y les brinden los recursos necesarios para ser efectivos. Esto fue resaltado por parte de los más de 120 participantes de los 14 países latinoamericanos que se dieron cita en Panamá para asistir al primer Foro Regional sobre el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura (OPCAT) del 30 de septiembre al 2 de octubre 2014.

Durante tres días, la APT reunió a todos los órganos de prevención de la tortura de la región, a representantes estatales y de organizaciones de la sociedad civil y a expertos internacionales en un encuentro único para compartir experiencias y buenas prácticas en materia de monitoreo de lugares de privación de libertad en América Latina.

Los participantes enfatizaron la necesidad urgente de fortalecer los Mecanismos Nacionales y Locales de Prevención y destacaron, en particular, la obligación de los Estados de garantizar de que dichos órganos sean independientes a nivel operativo y financieramente, tengan una base jurídica sólida y los recursos adecuados para llevar a cabo su mandato.

Como resultado del Foro regional, los mecanismos acordaron establecer - con el apoyo de la APT - una plataforma que les permita intercambiar información y cooperar de manera continua.
 

Más información sobre el Foro

Comunicado: América Latina fortalece su movimiento para la prevención de la tortura

Photo: Alberto Quiros Bonett (más: Facebook Asociación para la Prevención de la Tortura - Oficina para América Latina)