Perú sigue incumpliendo obligaciones internacionales

martes, 10 marzo 2015

Tras la aprobación por el Congreso de la República en diciembre de 2014 del texto final de la ley que designa a la Defensoría del Pueblo como Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNP), el Poder Ejecutivo peruano ha tomado la preocupante decisión de frenar la promulgación de dicha ley remitiéndola de vuelta al Congreso.

Este retroceso se da en el contexto de una mora de más de 7 años en la obligación estatal de crear un MNP, desde la ratificación del Protocolo Facultativo en 2006. Además, va en contra de los importantes avances alcanzados en 2014 en el ámbito legislativo y con la asignación de los recursos respectivos en la ley presupuestaria nacional.

En este sentido, la APT, en un comunicado público emitido conjuntamente con el Grupo de Trabajo Contra la Tortura de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos de Perú y el Consejo Internacional de Rehabilitación de Víctimas de Tortura (IRCT), manifiesta su decepción por el argumento presentado por el Presidente de la República para obstaculizar la promulgación de la ley y devolvérsela al Congreso, e insta a que se garantice la pronta designación del MNP, un instrumento necesario e imprescindible para proteger a todas las personas privadas de libertad en el Perú contra la tortura y otras formas de malos tratos.