Estados del Caribe y América Latina se reúnen sobre la prohibición de la tortura

viernes, 7 abril 2017

En una excepcional oportunidad, 22 Estados de América Latina y del Caribe se reunieron en Santiago de Chile, el 5 y 6 de abril, para compartir experiencias sobre legislaciones contra la tortura y otras medidas institucionales. Organizado por la Iniciativa sobre la Convención contra la Tortura (CTI), por el Gobierno de Chile y con el apoyo de la APT. El Seminario Regional reunió a más de 60 participantes, que incluyeron a representantes de los Estados, a expertos y expertas internacionales y regionales sobre tortura y a organizaciones de la sociedad civil.

El Seminario Regional abrió las discusiones entre los 22 Estados sobre la adopción de legislaciones exhaustivas contra la tortura, de acuerdo con la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura (UNCAT, por sus siglas en inglés) e instrumentos regionales relacionados. En particular, para considerar los elementos necesarios para tener legislaciones exhaustivas sobre la tortura, y para promover la cooperación entre los Estados de América Latina y del Caribe sobre las reformas legislativas e institucionales necesarias para la implementación de la UNCAT.

Esta fue una ocasión para que Chile, miembro del Grupo Principal de la CTI, demostrara su apoyo a la lucha global contra la tortura. La Ceremonia de Apertura estuvo presidida por S.E. Michelle Bachelet quien reconoció el consenso internacional contra la tortura, y al mismo tiempo hizo mención sobre los retos que persisten, con la justificación del uso inaceptable de prácticas como el confinamiento solitario y el ahogamiento simulado (waterboarding), y expresó: “queda sólo alzar la voz y repetir, todas las veces que sea necesario, que la tortura, en cualquiera de sus dimensiones, física, psicológica o de violencia sexual, es inaceptable en todo tiempo, en todo lugar y repugna la conciencia humana”.

Habiendo destacado las medidas tomadas por Chile para prohibir y prevenir la tortura, en particular las modificaciones recientes al Código Penal para tipificarla, la Presidenta Bachelet anunció la inminente presentación al Congreso de la Ley que crea el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNP), que otorga dicho mandato al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).

Durante los dos días, representantes de alto rango de 13 Estados de América Latina y 9 Estados del Caribe intercambiaron visiones sobre la necesidad de adoptar legislaciones sobre tortura exhaustivas o en su caso realizar reformas a las disposiciones existentes. También se abordaron temas relativos a la definición de la tortura de acuerdo a las convenciones internacionales y regionales; la aplicabilidad de la regla de exclusión; las medidas institucionales para prevenir la tortura y los malos tratos, y se conversó sobre el valor añadido que tiene la ratificación de la UNCAT en los sistemas legales nacionales. Una sesión específica estuvo de dedicada a reflexionar sobre la perspectiva de género y la tortura, la cual fue destacada por la Presidenta Bachelet como una aproximación innovadora.

“Todas y todos acordaron que las medidas legislativas no son suficientes si realmente queremos terminar con estas prácticas” expresó Audrey Olivier Muralt, Directora de la Oficina Regional para América Latina de la APT. También puntualizó que “aunque el Seminario Regional se enfocó en problemáticas específicas relativas a las legislaciones sobre tortura, la prevención estuvo en el pensamiento de las y los participantes. Lo que necesitamos hacer es trabajar de cerca con los Estados y con actores relevantes para impulsar a otros Estados a unirse a la UNCAT, y para cerrar la brecha entre la ley y la práctica. Una forma práctica de hacer esto es promoviendo la efectiva implementación de las salvaguardias en las primeras horas de la detención, durante las cuales el riesgo de sufrir tortura y malos tratos es más alto”.

Fotografía crédito: Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile