Comité contra la Tortura: Colombia debería ratificar el OPCAT

viernes, 22 mayo 2015

Colombia debe “velar por que todos los lugares de detención sean objeto de inspecciones periódicas e independientes, incluidas las actividades de vigilancia que llevan a cabo las organizaciones no gubernamentales” y “ratificar el Protocolo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (OPCAT)”.

Esta es una de las recomendaciones formuladas por el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas (CAT) a raíz de un examen de la situación actual en materia de tortura y otros malos tratos en ese país.

Colombia sigue siendo uno de los pocos países de América Latina que no ha ratificado el Protocolo Facultativo. El CAT resaltó la “ausencia de un mecanismo plenamente independiente encargado de inspeccionar todos los lugares de detención, incluyendo las comisarías, los centros de internamiento para menores y los hospitales psiquiátricos.” En efecto, si bien el Estado colombiano posee un amplio marco jurídico y mecanismos de control internos (tales como la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría General de la Nación), éstos han sido insuficientes para enfrentar la persistente crisis carcelaria, caracterizada por altos niveles de hacinamiento y carencias gravísimas en materia de atención de salud de las personas privadas de libertad.

En un comunicado conjunto con organizaciones colombianas e internacionales, la APT hace un llamado a que el Estado colombiano tome medidas para implementar las  recomendaciones del CAT, demostrando así su firme voluntad de erradicar la tortura.