APT invita a Colombia a reconsiderar su posición sobre el OPCAT

martes, 24 septiembre 2013

Colombia es el único país en América Latina en oponerse a la ratificación del tratado internacional sobre prevención de la tortura, OPCAT (por sus siglas en inglés). En la adopción del informe final del Examen Periódico Universal de Colombia por parte del Consejo de Derechos Humanos, la APT invitó al Gobierno a reconsiderar su posición negativa sobre este tratado.

Luego del Examen que se llevó a cabo en Ginebra el pasado mes de abril, Colombia no aceptó las recomendaciones formuladas por 11 Estados de ratificar el OPCAT. El Gobierno reiteró su posición de que los mecanismos internos y externos existentes son suficientes para garantizar los derechos de las personas privadas de libertad. Sin embargo, la crisis continua del sistema penitenciario, resaltada por el Defensor del Pueblo durante el debate del pasado 19 de septiembre, necesita una respuesta más eficaz. Tal como lo ha reconocido el Gobierno, los mecanismos existentes y las medidas tomadas hasta la fecha no solamente han sido insuficientes sino también inadecuadas para responder a esta crisis. En tales circunstancias, es evidente que Colombia necesita ratificar el OPCAT y establecer un órgano nacional independiente de prevención de la tortura para monitorear regularmente todos los tipos de lugares de privación de libertad en el país.

Intervención oral de la APT

Enlace al debate de adopción del informe del EPU