La Asamblea General de las Naciones Unidas

Cada año, la Asamblea General de las Naciones Unidas adopta una resolución sobre la tortura.

Adoptada por consenso de todos los Estados miembros de la ONU, la resolución refleja los últimos estándares acordados sobre la prohibición y la prevención de la tortura.

Además, la Asamblea General ha proclamado resoluciones que contienen principios o estándares internacionales de derechos humanos sobre diferentes cuestiones relacionadas con la tortura. Estos principios y estándares no vinculantes, se denominan a menudo “soft-law” o derecho blando. Algunos ejemplos de este tipo de resoluciones aprobadas por la Asamblea General de las Naciones Unidas son las Reglas Nelson Mandela (los Principios Básicos para el Tratamiento de los Reclusos) y las Reglas de las Naciones Unidas para el tratamiento de las reclusas y medidas no privativas de la libertad para las mujeres delincuentes (Las Reglas de Bangkok).