El monitoreo de la detención

La APT fue fundada en base a la idea de que la realización de visitas periódicas no anunciadas constituye una de las formas más eficaces de prevenir la tortura y otros malos tratos de los detenidos, defendiendo así la dignidad humana. 

Los lugares de detención son, por definición, establecimientos cerrados que mantienen a los detenidos alejados del resto de la sociedad. Las visitas a los lugares de detención representan un medio único para observar – ver, oler y escuchar – las realidades de la detención y tener acceso a informaciones de primera mano sobre el trato de los detenidos, sus condiciones y el funcionamiento de los lugares de detención.

Por lo tanto, la realización de visitas a los lugares de detención contribuye a abrir el hermético mundo de la detención, así como a aumentar el grado de transparencia y responsabilidad. De este modo, no solo logramos reducir el riesgo de tortura y malos tratos, sino que contribuimos, además, a incrementar la confianza pública en las instituciones.

Nuestra labor

La APT ofrece formación y especialización sobre la metodología de las visitas, desarrolla herramientas prácticas y facilita el intercambio de experiencias.