Asia-Pacífico

Aunque relativamente pocos países de la región de Asia-Pacífico han ratificado la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura (por sus siglas en inglés, UNCAT) y su Protocolo Facultativo (por su siglas en inglés, OPCAT), se observa un creciente impulso para prevenir la tortura y los malos tratos. Nuestro principal objetivo es aumentar la conciencia, la confianza y el compromiso entre los países para que adopten medidas concretas hacia la ratificación.

“El monitoreo independiente tiene un impacto tremendo en la mentalidad, el comportamiento y la conducta de las y los funcionarios responsables de hacer cumplir la ley en los establecimientos penitenciarios. Hemos observado cómo la conducta abusiva o inapropiada de las autoridades ha disminuido gradualmente. En algunos casos, estos cambios han llevado a que las autoridades tengan una actitud más abierta con respecto a la elaboración de procedimientos operativos normalizados apropiados para tratar a los y las delincuentes”. Pak Priyadi, jefe de la Oficina Regional del Ministerio de Derecho y Derechos Humanos en Maluku, Ambon, Indonesia

La APT trabaja en la región desde 2007. Hemos colaborado a través del diálogo, y el fortalecimiento de las capacidades de las y los funcionarios/as responsables de hacer cumplir la ley, las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (INDH), los órganos independientes de monitoreo y la sociedad civil. Como resultado, hace tiempo que colaboramos de forma constructiva, por ejemplo, con el Ministerio de Legislación y Derechos Humanos de Indonesia, el Ministerio de Justicia de Tailandia y miembros individuales del Congreso en las Filipinas.

La APT también colabora con organizaciones regionales, como la Comisión Intergubernamental de Derechos Humanos de la Asociación de Naciones del Sudoeste Asiático (por sus siglas en inglés, ASEAN), el Foro Asia-Pacífico (por sus siglas en inglés, APF) y el Foro de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos de Asia Sudoriental.

Ejemplos de nuestro trabajo en la región de Asia-Pacífico:

  • A nivel regional: Plataforma regional para aumentar el consenso en cuanto a la necesidad de prevenir la tortura en los Estados parte de la ASEAN.
  • A nivel regional: Proyecto de tres años para fortalecer el mandato de las INDH en materia de prevención de la tortura y su rol como agentes de cambio, en colaboración con el Foro Asia-Pacífico.
  • Indonesia: Cooperación continua para impulsar el papel y la capacidad de cinco órganos de monitoreo nacionales en lugares de detención. Esto también contribuirá a aumentar la confianza y el compromiso del Gobierno y las autoridades para sumarse al OPCAT en el futuro. •
  • Filipinas: Colaboración con los agentes nacionales para influir en los procesos nacionales de designación de un Mecanismo Nacional de Prevención eficaz e independiente.