África

Cada vez más países africanos adoptan medidas para combatir y prevenir la tortura y los malos tratos, como ratificar el Protocolo Facultativo para la Convención contra la Tortura (por sus siglas en inglés, OPCAT).

Por lo tanto, nuestra prioridad es ayudar a los Estados parte a establecer Mecanismos Nacionales de Prevención (MNP) que cumplan con las disposiciones del OPCAT y, una vez designados, ayudarles a funcionar de manera óptima. En estrecha colaboración con nuestras contrapartes nacionales, ofrecemos asistencia y asesoramiento técnico en los procesos de establecimiento de los MNP y fortalecemos las capacidades de los MNP y otros agentes pertinentes, como las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (INDH), a través de, entre otras cosas, intercambios entre pares y formaciones específicas. Hemos apoyado activamente los procesos de implementación del OPCAT en Senegal, Togo y Ruanda proporcionando formación a las INDH de la región.

“Se han logrado verdaderos progresos en la lucha contra la tortura en Senegal […] El problema no está erradicado, pero podemos ver el impacto de las actividades de sensibilización”. Diène Ndiaye, presidente de Amnistía Internacional, Senegal

La Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos otorgó a la APT el estatus de observador en 1995. A través de nuestra labor en la región hemos contribuido, entre otras cosas, a la adopción de las Directrices de Robben Island para la Prohibición y la Prevención de la Tortura en África por la Comisión Africana en 2002, y al establecimiento del Comité para la Prevención de la Tortura en África (CPTA). Nuestro responsable del programa para África, Jean-Baptiste Niyizurugero, es el Vicepresidente del CPTA. Además, hemos apoyado los procesos legislativos nacionales contra la tortura en Uganda, Madagascar y Sudáfrica.

Ejemplos de nuestro trabajo en la Región de África:

INDH en la región: Proyecto de tres años para desarrollar las capacidades de prevención de la tortura de las INDH en colaboración con la Red de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos de África (por sus siglas en inglés, NANHRI).

Ruanda: Apoyar la designación y el establecimiento de un Mecanismo Nacional de Prevención.

Senegal: Colaboración a largo plazo para fortalecer la capacidad de monitoreo del MNP, el Observador Nacional de Lugares de Privación de Libertad (ONLPL).

Uganda: Apoyar el proceso de redacción de la legislación nacional contra la tortura para incorporar la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura (por sus siglas en inglés, UNCAT) y proporcionar la asistencia y el asesoramiento técnico para promocionar su implementación.

Madagascar: Apoyar el proceso de redacción de la legislación nacional contra la tortura para incorporar la UNCAT y proporcionar la asistencia y el asesoramiento técnico para promocionar su implementación.